NAD

Nuestro proyecto se centra en el  orfanato de NAD en Nouadhibou. Alberga a 14 niños y niñas huérfanos, cada uno tiene su historia personal. Aichetou  es la principal responsable del  orfanato.

Todos los niños y niñas del orfanato están escolarizados/as, y reciben alimentación y asistencia sanitaria cuando lo necesitan.

Los recursos del orfanato son muy limitados, nuestra labor y la de las personas que colaboran con nuestra organización consiste en garantizar el sustento y el desarrollo de un plan de cooperación para lograr la autosuficiencia del mismo. Este es nuestro principal objetivo, el proyecto colibrí.

Periódicamente desarrollamos campañas para la recogida de fondos y material que hacemos llegar al orfanato de diferentes formas, siempre dando prioridad a las necesidades más básicas y urgentes.

Un lápiz, un dibujo está trabajando físicamente en el orfanato, analizando y elaborando acciones para mejorar la calidad de los peques que lo habitan.

Pero el orfanato, no solo trabaja para los niños/as que allí habitan, sólo cruzar el umbral de la puerta del orfanato y mirando hacia fuera se puede apreciar el grado de pobreza por la que están rodeados. El orfanato comparte la ayuda que recibe repartiéndola entre los más necesitados, que por desgracia son muchos.

Reparten ropa y material escolar  para 31 niños y niñas de la escuela pública (de pago) de la ciudad y también para una pequeña escuelita en la que de forma totalmente altruista dan educación a 45 niños y niñas que sus padres no pueden pagar.

Con esto queremos decir que la ayuda que nuestra organización hace llegar no se queda en su totalidad en el orfanato, los responsables del orfanato en la medida que pueden ayudan a la comunidad en la que viven, y eso se nota cuando estás allí…porque el orfanato de NAD es muy respetado en la ciudad y goza del reconocimiento de las autoridades Mauritanas, las cuales colaboran facilitando la llegada de la ayuda y de las  personas que cooperan con el orfanato.

La falta de acceso a la asistencia sanitaria provoca serios problemas en la salud de los niños/as de la ciudad, y es frecuente la llegada de madres con sus hijos/as al orfanato pidiendo ayuda para curarlos.

Allí son atendidos por Aichetou siempre que se puede, en muchos casos la falta de higiene y la desnutrición son los desencadenantes de las enfermedades, hay un duro trabajo en la concienciación en cuanto a higiene y mínima alimentación.

Un lápiz, un dibujo trabaja en la defensa de los derechos de los niños y niñas y por eso dirigimos toda nuestra energía hacia el orfanato de NAD. Soñamos con un futuro justo, solidario y lleno de esperanza para estos peques y nuestro compromiso es de corazón.

Aichetou
Aichetou y Josep Mª
Aichetou, Yahya y nosotros
Yahya y Jope
Escuela Koreana
NAD

Durante todo el año 2013 hemos trabajado muy duro para poder establecer las bases de un proyecto en el cual estamos muy ilusionados, y en el que queremos participéis toda la familia de Un lápiz, un dibujo.

Nuestro objetivo se encuentra  en Mauritania, más concretamente en Nouadhibou.

Trabajamos desde hace tiempo en forma de cooperación con “NAD” (Nourricerie Aichetou Diallo) un pequeñito  orfanato que alberga a 14 niños y niñas. Sus recursos son muy limitados y sin la ayuda externa les sería imposible el salir adelante.

Nuestra organización esta recaudando fondos para poder hacer llegar de manera periódica la imprescindible ayuda que necesitan pero, queremos hacer más, queremos llegar más lejos y trabajar para buscar y encontrar el camino que les proporcione la autosuficiencia, esto sabemos que costará tiempo y mucha dedicación.

Trabajamos para que esos niños sigan recibiendo las atenciones básicas que merecen y les pertenecen, buscamos el camino que les forme para que cuando sean mayores puedan sobrevivir por si solos como adultos sanos, equilibrados y solidarios.

Tenemos en marcha una campaña para crear una bolsa de amigos/as que de forma mensual aportarán una pequeña cuota que irá destinada a este proyecto.

Pensamos también en coordinar desde nuestra organización la visita de voluntarios/as que se quieran desplazar hasta NAD durante períodos cortos y “echar una mano in situ”, esta será una experiencia inolvidablemente enriquecedora. Garantizado.

Hasta ahora hemos hecho campañas de sensibilización, venta de calendarios y productos solidarios e iniciativas de simpatizantes de nuestra organización con el fin de recaudar fondos, así como la puesta en marcha del “Proyecto Colibrí” para dotar de una infraestructura que deberá proporcionar al orfanato autosuficiencia económica y formación para los niños/as que allí habitan.

Queremos que deis un paso más, queremos que nos acompañéis en esta aventura, donde se recibe infinitamente más de lo que se da. Una aventura 100% humana.

¿Nos acompañas?